Descarga aquí el Dosier de la Inteligencia artificial: Transformaciones y retos en el sector editorial

2 junio, 2023

Inteligencia Artificial y brecha salarial de género: el caso de América Latina

En la búsqueda de sociedades equitativas y democráticas, uno de los temas cruciales que ha cobrado cada vez más relevancia es la brecha salarial, la cual es una manifestación de desigualdad persistente en muchos sectores laborales, evidente en la disparidad entre la remuneración económica de hombres y mujeres, así como de diferentes grupos étnicos y raciales. A pesar de los avances en la promoción de la equidad laboral y salarial, esta brecha persiste en muchas regiones del mundo, incluyendo América Latina y el Caribe, en parte porque el problema queda relativamente oculto en la gran cantidad de variables que lo generan, como la segregación ocupacional. En medio de la era digital, la inteligencia artificial (IA) ha surgido como una herramienta revolucionaria que cada día se encuentra más presente en nuestra vida cotidiana. Distintas plataformas, tanto de investigación, programación, comunicación y arte, han desarrollado sistemas informáticos que apoyan con la realización de casi cualquier tarea digital, y en términos sociales, se ha empezado a proyectar como un poderoso instrumento con el potencial de transformar problemáticas que necesitan ser abordadas con urgencia. No obstante, esta tecnología trae consigo también innumerables preocupaciones que podrían poner en desventaja, entre muchas otras cosas, la remuneración o el acceso al trabajo de las personas, lo cual podría llegar incluso a incrementar la brecha salarial. Esta dificultad para establecer con confianza si se trata de una herramienta positiva o negativa en el caso de la igualdad laboral no podrá resolverse en poco tiempo, pero tener en cuenta ambas posturas es necesario para el análisis de la problemática de la brecha salarial de género en el contexto del siglo XXI.

Según la ONU, existen diferentes factores que generan la diferencia sistemática de salario entre hombres y mujeres. Por ejemplo, el porcentaje de mujeres que trabaja a tiempo parcial es mayor que el de los hombres, generado por la falta de remuneración de varias labores de cuidado que son en su mayoría ejercidas por las mujeres, así como el entendimiento del trabajo femenino como algo complementario al de su pareja. Por otra parte, las mujeres están también más presentes en sectores del trabajo que son pobremente remunerados debido a varios estereotipos de género que suelen asociar los cargos de alta responsabilidad a los hombres. Además de lo anterior, otras causas son la remuneración de trabajos socialmente menos valorados y que se encuentran fuertemente feminizados, la auto minusvaloración y la ignorancia de empleadores (ONU Mujeres, n.d.). Según un informe de Aequales, en América Latina el porcentaje salarial básico de una mujer frente al de un hombre es del 89,4%, es decir, hay una diferencia de 10,6%. Este valor se eleva sustancialmente en los empleos de mayor nivel, cuyo porcentaje correspondiente sería del 77,6%, una diferencia de más del 22% (La República, 2020) que sigue incrementando si las mujeres tienen hijos menores de 5 años. Aunque ha existido una reducción paulatina de la brecha en la región desde el 2013 según la OIT, a partir de 2019 la tendencia se detuvo (ONU Mujeres, n.d.), lo que expone la necesidad de encontrar nuevas estrategias tanto gubernamentales como internacionales para hacer frente a la problemática.

A diferencia de países como China, Estados Unidos y los miembros de la Unión Europa, en Latinoamérica se ha realizado poca inversión para avanzar en la investigación, desarrollo e implementación de IA en la región. Lo anterior solo suma otro factor importante a la brecha salarial, ahora en contraste con los países líderes en tecnología, lo que traería “a su vez consecuencias negativas para el empleo en los países en desarrollo, ya que amenazaría con reemplazar, en lugar de complementar, su creciente fuerza laboral, algo que tradicionalmente ha proporcionado una ventaja” (Fondo Monetario Internacional, 2020). No obstante, esta preocupación no se reduce únicamente al desarrollo tecnológico, sino que también podría llegar a impactar fuertemente a la región en términos de género, pues en la actualidad la población femenina ocupa menos del 30% de los puestos relacionados a inteligencia artificial, que se estiman serán las labores con mejor remuneración en el futuro. Según un informe en conjunto publicado por la Unesco, el Banco Interamericano de Desarrollo y la OCDE, existen ciertos sesgos en el diseño de la IA que contribuirían a ensanchar la brecha de género en el mercado, pues los estereotipos y sesgos preexistentes en los entornos culturales y laborales podrían verse reforzados en la codificación de los sistemas tecnológicos debido a los datos de entrenamiento con los cuales se alimentan, que suelen estar condicionados al contenido de internet. De esta manera, surgiría la necesidad de tener un enfoque de género a la hora de desarrollar los sistemas informáticos, lo cual hoy en día podría ser complicado dado que en el sector “las mujeres obtienen remuneraciones más bajas, ocupan menos posiciones sénior y también participan menos de los campos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (las conocidas como carreras STEM)” (Gutiérrez, 2022).

A pesar de que el panorama actualmente parece evidenciar en mayor medida las dificultades que la IA podría generar en el contexto de la brecha salarial en América Latina, lo cierto es que también es posible repensar la tecnología para desarrollar herramientas que busquen la equidad laboral y salarial de género. A través de algoritmos de aprendizaje automático, puede desempeñar un papel crucial en la mitigación de la problemática, por ejemplo, en la aplicación de la tecnología en los procesos de selección y contratación, donde se pueden detectar y eliminar factores discriminatorios. Por otra parte, mediante la implementación de sistemas de análisis y seguimiento de datos, es posible identificar patrones de remuneración injustos y disparidades salariales en distintas industrias, lo que facilitaría la toma decisiones informadas y basadas en evidencia para corregir las desigualdades existentes. A su vez, al tener acceso a datos detallados y análisis objetivos, se pueden implementar políticas salariales más equitativas y transparentes, garantizando que se recompense adecuadamente a los trabajadores independientemente de los sesgos preexistentes. Hoy en día, el desarrollo de la inteligencia artificial y su implementación en cada vez más sectores parece ser una revolución imparable, y precisamente por ello surge la necesidad de preguntarse por el desarrollo de programas que tengan como finalidad atender a la problemática de la brecha salarial de género, de la mano de esfuerzos concretos de la industria para su adecuada implementación. Además, se requiere abrir el debate respecto a la supervisión y regulación internacional de los sistemas tecnológicos para construir un futuro más inclusivo y diverso, promoviendo “la inclusión de poblaciones menos favorecidas, reduciendo las desigualdades económicas, sociales, de género y cualquier otra” (Rengifo, 2020, p.79).

Blog Fondo Monetario Internacional. (2020). La inteligencia artificial podría ampliar la brecha entre las naciones ricas y pobres. https://www.imf.org/es/Blogs/Articles/2020/12/02/blog-how-artificial-intelligence-could-widen-the-gap-between-rich-and-poor-nations

Gutiérrez, I. (2022). Inteligencia artificial: cómo amplía la brecha de género en el empleo. La Información – Economía. https://www.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/podcast-inteligencia-artificial-amplia-brecha-genero-empleo/2864422/

La República. (2020). Brecha salarial de género en las empresas en la región de América Latina es de hasta 22%. https://www.larepublica.co/globoeconomia/la-brecha-salarial-de-genero-en-empresas-de-america-latina-es-de-hasta-22-3094500

ONU Mujeres. (n.d.). Brecha salarial: causas, cifras y por qué hay que combatirla. https://lac.unwomen.org/es/que-hacemos/empoderamiento-economico/epic/que-es-la-brecha-salarial

Rengifo, A. (2020). ¿La inteligencia artificial, más allá del ser humano? Inteligencia Artificial: Transformaciones y retos en el sector editorial. Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe, Cerlalc-Unesco.

Ir a noticias